J.

luz (3)1.JPG

Hace unos días que me voy abajo. Los quehaceres diarios me vuelven a levantar, pero la calma del fin de semana me sumerge de nuevo a #miestadodetristeza, aunque más controlado que tiempos atrás, a diferencia de #miestadodefelicidad, siempre paseando por las nubes. Pienso que de ahí vienen estos aterrizajes forzados, demasiado arriba.

J. ha vuelto a mi cabeza, como volvieron las flores a los almendros con la nueva primavera, ese olor a #primaveraverano2015 que quedó impregnado como un tatuaje bajo mí piel, el sinsabor de #unarelaciónsinsentido desde el otro lado de la tierra, hacia una Ítaca que nunca alcancé.

J. apareció en mi vida virtual en la primavera de 2013, pero fue tras el verano cuando el sinfín de palabras encadenadas nos atrapó  me atrapó en su red, esa red que tejió con mi alma durante los tres meses siguientes. Y tras ellos llegó el día, el día que en una fría habitación de hotel empezó a escribir su #crónicadelamuerteanunciadadeunaamistad.

Y llegó Navidad, y con ella regalos, llamadas, más palabras encadenadas, fotos y más regalos. Semana Santa, sentimientos a medio camino, mi aniversario, vacaciones en el mar, un estoy dislocado, estaré bien. Y encuentros con desconocidos, con uno, con dos, a la vez, golpes, manipulación, vacío, otra Navidad y, #dejarderespirar.

Y dejé de respirar para mí, sin darme cuenta de la cuerda floja por la que deambulaban mis pies, al filo del precipicio en que estaba mi vida entonces, agarrándome a esa mano que a las puertas de una nueva primavera me soltó, cayendo al vacío, mi propio vacío, que nunca quise antes tocar porqué existía J., aunque fuera irreal, donde todo iba en una sola dirección, él ponía las normas y yo las aceptaba.

Y un día desapareció, sin más, sin explicación alguna, y tras ello meses de angustia, dolor, vacío, arrepentimiento y cicatrices que sólo una nueva relación sana podrán borrar, sino quedarán ahí para siempre, en mí. Y aunque un año y medio después quiso darle una mano de pintura a todo mi dolor, yo ya estaba viviendo mi #nuevavidareal, lejos de la red.

Como me dijeron una vez, no hay historia más verdadera que la que uno mismo vive, la más importante, y esta es la mía, la que viví desde este lado de la pantalla.

¿qué leo?: fiebre al amanecer

Sipnosis:

Julio de 1945. Miklós, un superviviente húngaro de Belsen, llega a un campamento de enfermos en Suecia. Aquejado de tuberculosis pulmonar, los médicos aseguran que le quedan pocos meses de vida. Pero él tiene otros planes: confecciona una lista de ciento diecisiete jóvenes húngaras convalecientes en distintos hospitales de campaña por toda Suecia, y escribe obsesivamente a cada una de ellas a la sombra de un árbol. Tiene la certeza de que una de esas mujeres se convertirá en su esposa.

A cientos de kilómetros de allí, Lili lee su carta, decide contestarle, y tras una intensa correspondencia deciden encontrarse. Solo tienen tres días por delante. Tres días en los que confirman que están enamorados. Pero deberán enfrentarse a aquellos que piensan que no pueden estar juntos.

Ló [SOLO POR LA LUZ]

Hoy os quería hablar de esos rincones de Barcelona que un día me atraparon entre sus brazos, besos en una extraña habitación de hotel que aun habitan en mí, a pesar de la rabia que desprendió tanto tiempo después el porqué del silencio, porqué yo y no otra, rota en mil pedazos que volaron por los aires y que aun hoy intento encontrar para poderme recomponer. Pero justo antes de abrir esta página en blanco, en el Lector del blog leo a , y se me clava una nueva sonrisa en los labios, con chinchetas, de esas que nunca duelen, aunque pasen mil años. Gracias por llevarte las nubes, la tormenta y todo el temporal de esos momentos de des-construcción, cuando el muro se presenta demasiado alto. ¡Muchas gracias por inspirarme tanto! ❥

Barcelona 08-04-17 (19)1Barcelona 08-04-17 (18)1Barcelona 08-04-17 (12)1Barcelona 08-04-17 (28)1Barcelona 08-04-17 (11)1Barcelona 08-04-17 (29)1Barcelona 08-04-17 (5)1Barcelona 08-04-17 (4)1Barcelona 08-04-17 (24)1

coser y pintar con amor

Volví a pintar, después de un tiempo, necesitaba un respiro, parar, fueron unos meses intensos y la primavera me empujó más a disfrutar de paseos y baños de sol. Ayer necesité volver a coger tijeras, pinceles y pinturas. Pienso en instalar mi estudio al aire libre, hasta que el verano nos caiga encima, luego el calor me trasladará a la habitació este.

bossa-cor-12-tilebossa-flors-liles-2bossa-cor-quadrada-153-tiletote-bag-heura-51-tile1

Posted in

como construir la felicidad

mural bcn 08-04-17.jpg

Hoy puedo decir que veo mi alma volar, mi corazón sonreír, que la felicidad la construyo yo.

No sé como describir esta ligereza, esta paz, que creía haber alcanzado ya hace un tiempo, pero era sólo la mitad, porqué hasta que no llegas a ella no sabes que puede haber más. Miras a mi alrededor y ves que no ha cambiado nada, pero ha cambiado todo, yo, el ir andando despacio, buscando quién*, en mi misma, qué no me dejaba vivir con plenitud. Sólo así puedes emprender algo nuevo. Hoy me siento preparada.

Siempre están esos miedos que deseáis poder veros un día cara a cara, ese lobo que esperas en algún tramo de tu camino, mirándote a los ojos, mirándole las entrañas. Si aparecen nos haremos frente, haremos las paces, para poder continuar. Si el camino se presenta llano, lo viviré, feliz.

*en las reminiscencias del olvido ya pocos días aparecen en mi mente.