cielo

Uno, dos, tres, cuatro,… diez segundos separaban el entresuelo del cielo. Le decía, para esto construyeron los rascacielos, para besarse mientras subes hasta el cielo en ascensor.

Cielo
Tras la puerta el cielo es dulce, deseo, desnudo, sentir, intenso, orgasmo, más.
El frío del cristal en sus pechos, la noche cae sobre edificios extraños, absenta la luna. El vao del deseo sobre el cristal nubla la mirada, sus manos agarrarse a la nada ante el inminente orgasmo, sentir el infinito placer resbalar entre sus piernas, débil.

febrero 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s