mi vida sin ti

25 de Marzo de 2015​

​Por fin cesó la lluvia. Una semana entera sin ver el sol es mucho para el carácter mediterráneo. Esta tarde ha salido tímidamente durante mi paseo. Hoy el día me ha costado un poco más que ayer.

G. sigue sin ir a la escuela. El dolor creo que es soportable, a veces es complicado entender el grado de dolor de los demás, pero sí que le molesta y no se siente bien. Su madre es floja y le ha dejado estar en casa un día más, necesita mimos, todos necesitamos mimos en este momento, siempre. Los dos piden móvil, los comprendo, es importante para ellos, lo es para mí también, pero de momento no he encontrado solución a como podérselos comprar, me denegaron la financiación y a toca teja no puedo. También está el ordenador, necesito comprarles uno y ahora la situación ha dado otro vuelco hacia atrás, vuelvo a las andadas con los descubiertos y este próximo mes lo empiezo con un descubierto de 400€. Esto no me pasaba desde el mes de agosto, me han dado un revés tan fuerte que me han dejado tumbada de golpe. A veces siento que la vida es injusta con nosotros. Podría ser peor, lo sé, pero empezaba de nuevo a estar bien, a sonreír más, a recuperarnos de dos años de caída en picado, pero la vida me está poniendo el camino algo difícil. Esta tarde M. me ve y me dice, -llorar no, ¿vale? Nos tienes a nosotros. Y luego me ha hecho reír con sus tonterías imitando a los chicos de gorra levitando y pantalones caídos. Es único en sacarme una sonrisa. ¡Lo adoro! :))

La mañana en el trabajo ha avanzado lenta, otro día de poco trabajo, o yo que soy muy rápida. Eso me lo dice mi jefe, ¡-para, que tienes tendencia a correr! Estuve con tres expedientes pero a media mañana o antes ya estaba. Luego vino la discusión de la chunga con otro compañero, y siempre me coge a mí en el despacho. Esta vez intentaré coger el paraguas, siempre llueve sobre mi tejado.

Y por la tarde paseo entre emociones, recuerdos y alguna lágrima en la soledad de los campos. Ayer mejor, hoy menos, una montaña rusa, pero poquito a poco me iré acostumbrando a ello, me sentiré mejor en su ausencia. Hoy una compañera de trabajo me decía, -Es como si te lo hubieran arrancado de raíz, toda la dependencia emocional, pero creo que no hay otra forma de hacerlo, sino no te vas nunca, porqué no es una amistad, es otra cosa. Puede que si sea una buena manera de describirlo, pero yo sigo esperando algo más, no una fría carta.

Feliz noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s