otra vez

La ciudad despierta lentamente, la niebla sobre sus calles empieza a desaparecer y los primeros rayos de sol brillan sobre los coches, viéndolos circular ante el edificio de grandes ventanales, cerrados a la vida. Les llaman edificios inteligentes. El otoño sigue instalado en las copas de los árboles, y la gente a estas horas aun se abriga de la temperatura baja de a fuera. Dentro recuerdo palabras y músicas de ayer, sin saber qué deparará el hoy y el mañana, pero te extraño, añoro esas pocas horas que fui tuya, fuiste mío, fuimos nuestros. Hay días que acepto el paso lento de los días, las horas, los minutos, otros tantos deseo que seamos mañana, pasado, sábado. Imagino volverte a ver, entre besos a medio camino y abrazos apaga fuegos, o irremisiblemente nuestros, otra vez.

marzo 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s