tuya

no ocupar espacio, hacer invisible mi cuerpo vendido al diablo por un puñado de desamor; andar dos pasos por detrás, tras la prisa de quien tira los desechos antes de ir a trabajar; olvidar la compra, en el rellano de la escalera hacia ninguna parte de mi cielo; soltarse, dejarse caer al vacío esperándote un nuevo bote de cola al fondo del abismo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s